Sin clasificar septiembre 3, 2021

CAMBIO DE CHIP CON SHYFT, LA APLICACIÓN DIGITAL DE CAMBIO DE DIVISAS DE STANDARD BANK

Un poco de historia

Standard Bank Group es el mayor grupo bancario africano en cuanto a activos, con 170 000 millones de dólares y 55 000 empleados. Esta organización financiera, fundada hace mas de 150 años, cuenta con medios digitales y se centra en sus clientes. Opera en 20 países del continente africano (abrió su primera sucursal en la región subsahariana hace 30 años) y tiene otras en Europa, América y Asia.

Actualmente, Standard Bank ofrece distintos servicios bancarios y financieros para impulsar el crecimiento, la diversificación y el desarrollo en África; y a la vez colabora de forma estratégica con el mayor banco del mundo, el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), que posee un 20 % de las acciones del grupo.


El desafío planteado

Los clientes de Standard Bank buscaban soluciones de pagos internacionales más rápidas y prácticas para gestionar sus operaciones de cambio. Por su experiencia en Sudáfrica, la empresa sabía que, por lo general, los sudafricanos son conscientes de la volatilidad del rand y los tipos de cambio, y que actúan en consecuencia. Esto hace que transfieran fondos al extranjero con frecuencia.

El problema es que el cambio de divisas en Sudáfrica siempre ha sido un proceso tedioso y en papel que limitaba la capacidad de hacer operaciones de cambio y su rapidez.

Por lo tanto, Sudáfrica se presentaba como una gran oportunidad para las empresas de Fintech y los bancos interesados en la transformación digital. Además, muchos sudafricanos usaban teléfonos inteligentes. La generación millennial estaba especialmente preparada para acceder a los servicios bancarios a través del móvil y hacer cambios de divisas de forma digital.

Standard Bank no fue la única organización que se dio cuenta, ya que las Fintech estaban pleno crecimiento y ganando cuota de mercado Para ofrecer servicios de cambio de divisas accesibles y un sistema de pagos internacionales innovador en Sudáfrica, Standard Bank tenía que encontrar la forma de afrontar esos retos y aprovechar la oportunidad lo antes posible.


La colaboración

"La colaboración con Currencycloud ha sido de vital importancia para el éxito de Shyft. Currencycloud comprendió realmente los retos a los que Standard Bank se enfrentaba, y desarrolló una solución que aumentó nuestra rapidez de comercialización al tiempo que redujo costes y mejoró nuestra eficiencia operacional. Trabajamos constantemente para perfeccionar Shyft y tenemos la certeza de que Currencycloud seguirá ayudándonos a buscar soluciones para nuestros clientes y aportar valor a Standard Bank en África".

Arno von Helden Arno von Helden, jefe de la plataforma Shyft en Standard Bank Group

Una empresa con las capacidades de Standard Bank fácilmente podría haber creado desde cero una plataforma propia de cambio de divisas y pagos adaptada a los retos y riesgos de su cuota de mercado. Sin embargo, eso habría supuesto trabajar con una gran cantidad de tecnología obsoleta que habría ralentizado el desarrollo y, probablemente, habría repercutido en la calidad.

En Standard Bank sabían que, si querían ofrecer rápidamente una solución para satisfacer las expectativas de los millennials, tenían que adoptar un enfoque completamente nuevo. Por eso, decidieron desarrollar Shyft, una aplicación bancaria digital que funcionara como solución de cambio de divisas todo en uno en Sudáfrica. El objetivo del proyecto era ofrecer operaciones de cambio a bajo coste, almacenar múltiples divisas en una única cartera y permitir las transacciones en todo el mundo. Además, querían hacerlo rápidamente y pensando en todo momento en la experiencia del cliente.

La plataforma de pagos y las APIs de Currencycloud eran la solución perfecta. Ejemplo de ello es la cuenta virtual multidivisa de Currencycloud, que permite a los clientes cobrar, convertir, pagar y gestionar fondos en más de 35 divisas de todo el mundo. En el caso concreto de Shyft, Standard Bank ha aprovechado la tecnología de Currencycloud para que sus clientes puedan comprar, cambiar y guardar dólares australianos y estadounidenses, euros, libras esterlinas y rand sudafricano. Como el sistema global de pagos internacionales y la red bancaria de Currencycloud proporcionan acceso a los sistemas de pago locales, Standard Bank puede procesar pagos transfronterizos de forma más eficiente y ofrecer tipos de cambio atractivos para sus clientes.

Además, el equipo de cumplimiento de Currencycloud ha colaborado estrechamente con Shyft en todo momento. Para reducir el riesgo y mantener la estabilidad de la plataforma, Currencycloud y Shyft comparten experiencias e ideas para que sus sistemas de cumplimiento trabajen en armonía y siguiendo prácticas recomendadas.

A Standard Bank le gustó especialmente el esfuerzo de Currencycloud por entender las necesidades de su empresa y encontrar una solución duradera. Además, la tecnología basada en APIs de Currencycloud permitió a Standard Bank acelerar la puesta a punto. La rapidez de comercialización era una de las principales ventajas de la competencia; pero trabajar con Currencycloud permitió a Standard Bank superar esa diferencia.

Todo el proyecto se desarrolló en una solución de alojamiento en la nube de alta disponibilidad proporcionada por Amazon Web Services (AWS). Gracias a funciones como el cifrado privado, múltiples bases de datos para una disponibilidad del 99,9999 % y entornos separados de alta seguridad, la solución logró la fiabilidad y garantía que Standard Bank necesitaba. Además, por la constante supervisión del sistema, la empresa es capaz de equilibrar costes y rendimiento en todo momento.

Es por esto que el equipo consiguió desarrollar e implementar Shyft en tiempo récord. La versión beta se puso en marcha en menos de tres meses y llegó a los usuarios finales unas semanas después.


Los resultados

Shyft ha sido todo un éxito. Desde que Currencycloud y Standard Bank empezaron a colaborar para desarrollar Shyft, la aplicación ha crecido muy rápido y ahora ofrece más funciones y supone nuevas oportunidades para Standard Bank. Shyft se lanzó inicialmente en el 2017 y, desde entonces, no ha parado de crecer la aplicación a la par que la colaboración entre Currencycloud y Standard Bank.

Hasta la fecha, esto es lo que la aplicación ha hecho posible:

        • Enviar más de 750 000 millones de dólares en operaciones de cambio
        • Procesar más de 72 000 pagos
        • Emitir más de 72 000 tarjetas virtuales
        • Crear una base de 100 000 usuarios

Además, el 15 % de estos usuarios no son clientes de Standard Bank, lo que quiere decir que Shyft les permite llegar a nuevos clientes potenciales a los que no tendrían acceso de otro modo.

Lo más importante es que, con el apoyo de Currencycloud, la aplicación Shyft ha hecho que Standard Bank reduzca el tiempo de procesamiento de los pagos internacionales a una cuarta parte.

«Desde que nos unimos a Currencycloud, el plazo de liquidación medio para un pago internacional de Sudáfrica a Europa, EE. UU. y el Reino Unido se ha reducido de cuatro días a menos de un día. Esto significa que los pagos se procesan cuatro veces más rápido que antes», comentaba Arno von Helden, jefe de la plataforma Shyft en Standard Bank. «Y nuestros costes de procesamiento son considerablemente más bajos que antes», añadía.

Standard Bank, Shyft y Currencycloud han trabajado mucho para que la aplicación pueda dar acceso a servicios financieros en todo África. La novedad más reciente es Shyft Shares, que permite a los usuarios comprar acciones de 120 opciones de inversión globales, entre las que se incluyen empresas como Alibaba, Zoom y Netflix, además de fondos cotizados (ETF).

Próximamente, Standard Bank y Shyft esperan abrirse camino fuera de Sudáfrica por otras zonas del continente africano, empezando por Botsuana. En todo esto, es Currencycloud quien se encarga de la infraestructura de cumplimiento del banco para que sus futuros socios se rijan por los estándares normativos. Juntos, Standard Bank y Currencycloud están buscando nuevas oportunidades para crecer, colaborar y mejorar la accesibilidad del sector financiero internacional.

Habla con un experto en pagos

Empieza hoy mismo tu camino hacia los pagos sin fronteras.